"Músico, compositor, actor y dramaturgo mexicano"

Nacho Méndez

Nacho Méndez nació el 2 de enero de 1939 en la Ciudad de México. Comenzó como cantante y músico en el conjunto "Los diablos del ritmo”, grupo tropical comandado por Jano Portillo, en 1956. Poco después Jorge Loya lo invitó a participar en un grupo vocal llamado “Los Modernistas” que no tuvo mucha proyección comercial. Se ganó la vida escribiendo textos para publicidad. Recibió gratuitamente lecciones de orquestación del maestro Joaquín Prieto, antes de formar un grupo vocal con Viola Tapia (hoy Viola Trigo), Mauricio Herrera y Jacobo Holtzman. Este cuarteto se llamó Los Vocalistas y además de hacer coros en los discos del momento, con Enrique Guzmán, César Costa, Angélica María, Oscar Madrigal, Julissa y otros, encontró un campo de trabajo grabando voces para anuncios comerciales. Esto lo llevó a escribir música para “jingles” o comerciales. Su primero fue “Burbujita de la Sal de Uvas Picot”, en 1960.

Luego de escuchar por primera vez en 1962 un disco de João Gilberto, se enamoró de Brasil y la Bossa-Nova. Viajó a ese país en 1964 y conoció a los grandes del momento: Antonio Carlos Jobim, Vinícius de Moraes, João Gilberto, Roberto Menescal, Carlos Lyra, Os Cariocas, etc. Luego viajó a España donde trabajó como director de orquesta en la gira de Enrique Guzmán durante casi un año.

De regreso en México recibe la invitación de Alberto Isaac para escribir la música de la película “En este pueblo no hay ladrones” con la que obtiene un premio nacional en el Primer Concurso de Cine Experimental, en 1965. Eso sería el principio, pues Nacho lleva escrita la música de más de 50 películas de largo metraje hasta la fecha, entre las que se cuentan “Angeles y Querubines”, “Las noches de Paloma”, “El Topo”, “Víbora caliente” “Los renglones torcidos de Dios” “La Ilegal”, “Katy la oruga”, “Frontera” y “Amor libre”, habiendo obtenido un Ariel y dos Diosas de Plata en la especialidad de música de fondo escrita especialmente para cine. De regreso en los medios publicitarios, Nacho Méndez se mete de lleno en ese mundo habiendo compuesto hasta la fecha más de 500 jingles entre los que recuerda “Twinky Wonder… qué rico pastel” y “La planta de Jumex”.

En 1965, con Juan José Gurrola y Pixie Hopkin estrena, en La Casa de la Paz, el espectáculo “Dos más ocho en pop”, en el que Nacho y Pixie cantan acompañados de un grupo tropical combinado con un cuarteto clásico de cuerdas, con arreglos y dirección musical de Nacho. En 1966 presenta “Dimensión 66” con Matilde y Los Profetas. Luego, en 1967, el legendario “H3O”, bajo la dirección escénica de Alejandro Jodorowsky y la actuación de la bella y talentosa Nadia Milton, en la Casa de la Paz y el Teatro Antonio Caso. Completaban el reparto Pepe Ávila en el contrabajo, Héctor Jaramillo (Héctor Morelli) en la flauta y brevemente Mickey Salas en la batería, quién fue sustituido poco después por Rafael Acosta. En ese espectáculo hizo su debut como bailarina Ofelia Medina. Nacho Méndez experimentó por primera vez en México una idea novedosa: la de combinar pistas con músicos y voces en vivo. Escribió los arreglos orquestales que ejecutó la Orquesta Sinfónica del Estado de México y esas grabaciones servían de pistas durante el espectáculo. El sonido era de Víctor Rapoport y David Baksht. Por su parte, Jodorowsky diseñó el vestuario, dirigió escena y produjo un par de cortos en 16 milímetros que formaban parte del show.

En 1969 ingresa al elenco de “La Cosquilla”, programa televisivo escrito y dirigido por Raúl Astor. En este programa Nacho escribe toda la música original y también debuta como actor cómico con el famoso “No pos sí.” En 1972 presenta, en la Casa de la Paz, el espectáculo “Nacho Méndez otra vez”, con Nando Estevané, Ricardo Delgado y La Generación Espontánea (Mónica Rubio, Julita Perez Magana, Nívea Ruiz y Magdalena Ruiz). En 1975 estrena “Tres por dos más uno” en el que comparte créditos con sus primos Memo Méndez Guiu, Nando Estevané y Oscar Rountree. En 1976 es invitado por Raúl Astor para escribir la música de “El Fantasma de la Ópera”. En esto, Raúl Astor se adelanta diez años a Andrew Lloyd Webber. La comedia musical, basada en el libro del francés Gastón Leroux es un éxito en el Teatro de los Insurgentes, con Julio Alemán y Lucía Méndez en los papeles principales. Julio recibía cada noche una prolongada ovación (a veces de cinco minutos) cuando interpretaba la canción: “¿Por qué yo no?” con letra de Raúl Astor y música de Nacho Méndez.

En 1978 participa en el festival OTI. Nacho escribe la letra, la música y los arreglos musicales de “Cuando pienso en ti”, interpretada por Lila Deneken, que los llevó al segundo lugar en la final. Nacho participaría después en la OTI en 1980 y 1981 con Lupita Deneken y Gualberto Castro, quedando siempre como finalista. Aparte de estas experiencias en la OTI, ninguna canción de Nacho fue famosa nunca, aunque ha registrado casi 200 títulos, entre cantadas e instrumentales, algunas con la colaboración de diferentes letristas.

En 1980 se estrena en el Teatro Helénico una obra musical con libreto y canciones de Nacho Méndez: “Yo contigo, tú conmigo”, llevando en los papeles estelares al propio Nacho, a Nando Estevané y a Patricia Ancira. Producción y dirección de Marcial Dávila.

En 1981 forma parte del elenco del programa “Viva el domingo” que se transmitía todos los domingos por canal 2 con una duración de tres horas. Libretos de Germán Dehesa y un elenco estelar encabezado por Héctor Bonilla y Talina Fernández. Aquí Nacho tuvo la oportunidad de dar vida a diversos personajes creados por Germán Dehesa especialmente para él. “El pregrabado” “El cuñado” “El mírame cómo me pongo” y “El teacher de inglés”, además de encargarse, por supuesto, de la dirección musical del programa.

De 1981 a 1983 forma parte del Consejo Directivo de la Sociedad de Autores y Compositores de Música, bajo la presidencia de Consuelo Velázquez y posteriormente de Roberto Cantoral.

En 1985 Nacho se integra al elenco de Imevisión. Otra vez con libretos de Germán Dehesa, Nacho estelariza por canal 7 el programa semanal de una hora: “Con N de Nacho”, durante un año y medio. Las peripecias de un compositor soltero a quien le ocurrían las más disparatadas aventuras. Por esos años, Nacho escribe la música y letra del tema institucional “Imevisión… porque usted es nuestra gente”. En 1986 compone el tema original de el programa Los Protagonistas que marco historia en la televisión mexicana, con los años ese tema fue modificado. Poco después (1987) produce, escribe y conduce el programa semanal “Sin compromisos” con una orquesta de 25 músicos. Cada semana Nacho escribía los arreglos orquestales para cantar y para acompañar al invitado de la semana. 52 invitados desfilaron por las pantallas de Imevisión en esta serie televisiva, entre ellos David Haro, Mexicanto, Betsy Pecanins, Tania Libertad, Freddy Noriega, Jorge Buenfil, Daniel Riolobos Jr., Vicente Garrido, etc.

Se presentó en diversos foros con el espectáculo “Mexicano por fuera, brasileiro por dentro”, con un repertorio integrado exclusivamente por temas brasileños, en portugués.

Residió aproximadamente diez años (1984-1994) en Albuquerque, Nuevo México, donde estuvo dedicado a la producción musical sin descuidar su contacto con México, pues continuaba escribiendo música de películas, principalmente para Televicine y actuando en programas de Imevisión.

En 1995 funda, con otros compañeros músicos, la “Asociación Mexicana de Productores Musicales, A. C.” (AMPROMAC) siendo electo como su primer presidente.

En diciembre de 1996 escribe una obra teatral para dos personajes y un sofá, titulada “Mónica y el profesor”. Héctor Bonilla asume el compromiso de dirigirla y coproducirla. Se forman tres elencos que ensayan bajo la dirección de Héctor y los tres elencos estrenan simultáneamente, el mismo día y a la misma hora (28 de abril de 1997), en tres teatros distintos. Nacho debuta como actor de teatro en uno de estos tres elencos. La obra se presenta en el teatro Casa de la Paz con Patricio Castillo y Claudia Apodaca, en el Teatro Galerías, con Roberto Sosa y Gabriela Canudas, y en el Telón de Asfalto con Nacho Méndez y María Rebeca.

El 8 de diciembre de 1996 se presenta en la Sala Ollin Yoliztli al lado del talentosísimo pianista, compositor y arreglista norteamericano Clare Fischer. Ambos presentan un repertorio formado exclusivamente por canciones de Antonio Carlos Jobim. Nacho con su guitarra interpreta en portugués los delicados temas que llevan letra del propio Jobim, de Vinícius de Moraes, de Chico Buarque, Aloysio de Oliveira y otros. Clare dirige la orquesta de 25 músicos con arreglos de Nacho Méndez.

A partir de 1995 se dedicó a escribir, producir y dirigir programas educativos para el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa. Comenzando con la serie “Acércate a la música” de cinco capítulos. Luego 26 capítulos de la serie “Nuestras raíces musicales”, 13 programas de la serie “Quién está diciendo la verdad” (con Demián Bichir, Sofía Álvarez, Patricio Castillo, Susana Alexander y Germán Dehesa) 4 programas de “La Guitarra de Nacho” y 13 capítulos de “Y ahora quién está diciendo la verdad” (con Cecilia Gabriela, Luis Gática, Julieta Bracho, Juan Antonio Edwards y Yuvia Charlín). Todos estos programas se transmitieron por la Red Edusat a toda la República Mexicana, por Canal 22 en la Ciudad de México y otras frecuencias. Algunos de ellos siguen transmitiéndose.

De mayo a noviembre del 2000 Nacho presenta el espectáculo “Para Serrat con broche de oro” en el que comparte créditos con el actor, músico y cantante Enrique Rambal. Ambos interpretaron un variado repertorio original de Joan Manuel Serrat los miércoles en La Planta de Luz de Plaza Loreto.

En septiembre del 2000 se presenta “México de mis abuelos”, cuatro conciertos en la sala Ollin Yolliztli. Nacho seleccionó 22 temas de lo más representativo del repertorio musical de principios del siglo XX. Escribió los arreglos musicales para toda la orquesta (34 elementos), bajo la batuta de Víctor Manuel Peña, y tuvo a su cargo las interpretaciones vocales como solista.

En mayo de 2001 se puso en escena una nueva versión, más atrevida, de la obra “Mónica y el Profesor”, en el teatro Coyoacán, estelarizada por María Rebeca y Nacho Méndez, bajo la dirección de Héctor Bonilla y la producción de Sofía Álvarez.

En agosto de 2001 comenzó el rodaje de la película de largo metraje “Mónica y el Profesor”. Esta película, producida por Sergio Perezgrovas, se exhibió en la Muestra de Cine Internacional de Guadalajara, entre el 21 y 27 de marzo de 2003. Participó también en otros dos festivales de cine a nivel internacional (Dallas y El Chamizal) y fue exhibida en la Cineteca Nacional el 6 de mayo de 2003. Es la ópera prima de Héctor Bonilla como director cinematográfico y el debut de Nacho Méndez como actor estelar en cine. Poco después se estrenó comercialmente por una breve temporada en Cinemex.

En 2003 Nacho hizo dos presentaciones, en el Teatro de la Ciudad, del espectáculo musical “El Cancionero del Abuelo”, en el que interactúa con músicos y actores virtuales, así como personajes famosos. El 15 de septiembre de 2003 Nacho Méndez se presentó en el Zócalo Capitalino, cantando para más de cien mil espectadores y acompañado por una orquesta de 42 músicos, con el espectáculo “México de mis abuelos”.

En el 2003, prepara el espectáculo unipersonal “Nacho Méndez canta Serrat” y aparece, después de muchos años sin grabar, su primer CD, con las canciones del gran cantautor catalán y arreglos de Nacho.

En el 2004 estrena, en el Teatro de la Ciudad, su espectáculo “Nacho Méndez canta Cri-Cri”, con canciones de Francisco Gabilondo Soler y edita, simultáneamente, un CD con el mismo título. Este espectáculo se ha presentado muchas veces, en diversos foros, especialmente en el Foro Cultural Coyoacanense Hugo Argüelles.

En el 2005 propone una curiosa fusión: canción ranchera al estilo bossa-nova. Este arriesgado experimento da por resultado el disco “Nacho Méndez, un mexicano en Brasil” con 12 canciones rancheras en ritmos brasileños. Firma contrato con la disquera Urtext, para la distribución.

Dedica todo el 2006 a producir, escribir y conducir la serie de televisión educativa “Nuestras canciones” que aparece por la Red Edusat y Canal 22 a partir de octubre de 2007, y en el que rinde homenaje a 52 autores mexicanos y latinoamericanos, con 52 canciones y 52 invitados, entre los que recordamos a Héctor Bonilla, Tania Libertad, Oscar Chávez, Lila Deneken, Mauricio Herrera, Gualberto Castro, etc.

En noviembre de 2007, gracias al éxito obtenido por su disco anterior aparece, también bajo el sello de la disquera Urtext, “Un mexicano en Brasil, volumen 2” en el que otras doce canciones mexicanas reciben el tratamiento de samba y bossa-nova.

También, a partir de noviembre de 2007, Nacho presenta en diversos foros una “conferencia musicalizada”, titulada “Nuestras canciones y sus autores.” En ella recuerda, junto con el público, 45 fragmentos de canciones mexicanas, haciendo énfasis en los nombres de los autores y algunos otros datos pertinentes.

Casado tres veces (con Nadia Milton en 1967, con Patricia Capon, en 1976 y con Bertha Barjau, en 1982) y divorciado tres veces. Tiene dos hijos: Juan Pablo Méndez Barjau (1984) y Jordi Arán Méndez Barjau (1986).

A finales del año 2010, Nacho produjo una colección discográfica titulada “50 años de canciones mexicanas”. Historia de la canción mexicana de 1920 a 1969, en 5 discos. Una voz narrativa nos va recordando cuáles fueron las canciones más importantes del repertorio nacional, haciendo énfasis en el año de su creación y el nombre de sus autores. Escuchamos luego un fragmento de cada una de esas canciones. La selección de temas, investigación de autores, textos, voz narrativa, arreglos musicales, interpretación de instrumentos reales y virtuales, voz cantada, mezcla y masterización fueron realizadas personalmente por Nacho Méndez.

D.R. Nacho Méndez 2015